1º de Mayo Día Internacional del Trabajador

El Día del Trabajador tiene su origen en mayo de 1886, en homenaje a los llamados “Mártires de Chicago”, un grupo de sindicalistas anarquistas que fueron condenados a ejecución en Chicago (EE.UU.). Sin embargo, un dato curioso es que, mientras muchos países lo celebran el día 1 de este mes, Estados Unidos lo hace el primer lunes de septiembre. Aunque parezca una contradicción, existe una razón, ¡te la contamos!

Adhesivas Ibi fábrica de etiquetas

El origen del día internacional del trabajador

Previo al inicio de la Segunda Revolución Industrial, Chicago empezó a emerger como centro del desarrollo industrial norteamericano. Uno de los principales factores que llevó a la capital de Illinois a despuntar fue su apuesta por la innovación en los medios de transporte.

En este contexto, y como punto de inflexión en su exponencial crecimiento, apareció la línea de ferrocarril Galena and Chicago Union Road, que permitió tanto a habitantes de la periferia como a extranjeros trasladarse al núcleo urbano en busca de trabajo.

En estos años, la población de Illinois se triplicó. Eso requirió de la construcción de una mejor infraestructura que fuese acorde con el modelo de industrialización que se perseguía. Pero para poder invertir en ello, el Estado se hundió en préstamos que desataron una fuerte crisis económica. Fue en ese momento cuando los trabajadores comenzaron a expresar su descontento por las condiciones laborales que tenían, las cuales, en su mayoría, se basaban en jornadas de hasta 16 horas con sueldos precarios.

De ahí en adelante, Chicago y otras grandes ciudades de Estados Unidos vivieron un período de duras huelgas en las que se pedía a las instituciones que todos los gremios fueran incluidos en la Ley Ingersoll, aprobada por el presidente Andrew Johnson en 1868, la cual establecía la jornada laboral de ocho horas.

Un cambio de rumbo en 1884

No fue hasta 1884 cuando la Federación de Sindicatos y Organizaciones Gremiales de EEUU y Canadá instó a los trabajadores a realizar la jornada de 8 horas a partir del 1 de mayo de 1886. Y, en efecto, esta decisión fue apoyada tanto por los sindicatos anarquistas como por la Noble y Sagrada Orden de los Caballeros del Trabajo («Knights of Labor»), una asociación que luchaba por los derechos de los trabajadores pero que rechazaba la huelga como mecanismo de presión.

Llegado el día marcado por la Federación de Sindicatos, algunas empresas redujeron la jornada laboral sin necesidad de huelga, pero otras continuaron con la misma dinámica y, como consecuencia, el 4 de mayo de 1886 se inició la conocida revuelta de Haymarket: una manifestación que tuvo como resultado la encarcelación y la condena a muerte de 8 sindicalistas anarquistas, a quienes se les conoce como «los mártires de Haymarket».

Una mirada a la situación en Europa de los trabajadores

Mientras tanto, en Europa los trabajadores también anhelaban mejorar sus condiciones laborales. No en vano, para entonces en Inglaterra ya se había fundado la Primera Internacional (1864), y en España, en 1890, se dio la primera huelga en las minas de la Fábrica de Mieres, en Asturias.

                  Concretamente, España oficializó la actual jornada de 8 horas al día (“cuarenta y ocho semanales”) mediante Real Decreto de 3 de abril de 1919. No será hasta 1983 cuando la jornada semanal máxima se concrete en las 40 horas que, por el momento, mantiene nuestro Estatuto de Trabajadores vigente.

 1 de Mayo, Día Internacional

Así fue como en 1889, inspirada por la determinación de los «mártires de Haymarket», Francia instauró oficialmente el 1 de mayo como el Día del Trabajador. Conmemoración a la que progresivamente fueron adscribiéndose otros países, entre los cuales no figura Estados Unidos.

En España el Día del Trabajador comenzó a ser celebrado en mayo de 1889. Sin embargo, su carácter festivo llegó años después cuando, durante la Segunda República el ministro de Trabajo, Largo Caballero, decidió declarar el 1 de mayo como feriado nacional en 1931.

Por otro lado, frente a esta unificación de fechas, como contábamos al inicio, mientras que en gran parte del mundo el Día del Trabajador tiene lugar el 1 de mayo, en Estados Unidos se celebra el Día del Trabajo -o Labor Day- el primer lunes de septiembre, llevando así la contraria a un relato histórico que comenzó en su propio territorio.

¿Por qué Estados Unidos lo celebra el primer lunes de septiembre?

El hecho de que en EEUU se celebre el ‘Labor Day’ el primer lunes de septiembre no es un error, ni tampoco una elección azarosa. Y para comprender esto hace falta viajar en el tiempo hasta antes de las revueltas de Haymarket. Concretamente, a 1882.

Esta vez en Nueva York, el 5 de septiembre de 1882 tuvo lugar un acontecimiento significativo para los trabajadores: los Caballeros del Trabajo, ese sindicato que apostaba por medidas de presión más moderadas, celebró una convención y un desfile por la ciudad. Debido al éxito que tuvo, el evento -al que luego se unieron otras asociaciones de trabajadores- se siguió organizando en los años posteriores.

Más tarde, el presidente Grover Cleveland, al detectar que no todos los trabajadores se sentían identificados con los acontecimientos sucedidos en Chicago en mayo de 1886, eligió la fecha del desfile -que corresponde con el primer lunes de septiembre- para celebrar el ‘Labor Day’.

Fuente: nationalgeographic.com.

MÁS
NOTICIAS

impresión de etiquetas

Personalización y flexibilidad con impresión digital

En la era de la personalización, cada detalle cuenta para captar la atención del cliente y diferenciarse de la competencia. Somos Adhesivas Ibi, fabricantes de etiquetas adhesivas, y conocemos este sector a la perfección. Los estampados adhesivos ofrecen una flexibilidad sin precedentes, que permite a las empresas adaptar sus productos

Leer más »
etiquetas para botellas

El impacto del etiquetado en la venta de botellas

El etiquetado de productos juega un papel muy importante en la decisión de compra del consumidor, particularmente en el sector de las botellas. Las etiquetas para botellas proporcionan información sobre el contenido del producto y son una herramienta de marketing y reconocimiento de marca. Mediante un diseño estratégico, estas influyen

Leer más »
etiquetas de vino

El arte de diseñar etiquetas de vino

Más de la mitad de los consumidores eligen su vino basándose en el diseño de la etiqueta. Una etiqueta de vino es más que solo información; cuenta una historia, transmite una sensación y atrae a posibles compradores. Como fabricantes de adhesivas y expertos en su impresión, conocemos la importancia que

Leer más »
Scroll al inicio
Ir al contenido